3/6/10

Sonido Primaveral 2010

Después de un par de años en los que no habíamos asistido, este año parte de local qua4tro volvimos a Barcelona con motivo del Primavera Sound. Nos encontramos con un festival mucho más abarrotado de lo que conocíamos, prácticamente cualquier concierto acababa lleno de público, y fuera la hora que fuera encontrabas cientos de personas en cualquier barra, chiringuito, cesped o escalera. Mucho guiri, modernete, gafapastas, ardillas, calvetes,...

El jueves llegamos tarde, tras haber cogido el AVE, ya que había tocado trabajar, pero a tiempo de uno de los mejores conciertos del fin de semana. A pesar de haber visto en un par de ocasiones a Sthepen Malkmus en directo, estábamos ansiosos de ver a la formación completa de Pavement, después de que hace más de 10 años no quedáramos con las ganas - una tormenta sobre el velódromo canceló a medias un FIB en el que iban a actuar. Recuerdo como en la huída en busca de refugio por la fuerte lluvia nos metimos en unos vestuarios, en los que estaba Bob Nastanovich, el miembro más carismático de la banda. A pesar de la catástrofe, un seguidor de la banda le abrazaba, celebrando el encuentro con una inmensa cara de felicidad. Ese era el ambiente que se respiraba esta noche, muchas caras de felicidad asistiendo al regreso de la banda. Tocaron todos los hits de cualquier época de la banda que se nos pudieran ocurrir: "Cut your hair", "Date with IKEA", "Stereo", "Here", "Shady Lane", "Stop Breathing", "Gold Soundz" o "Spit on a Stranger", entre muchas otras.


Cansados, pero con muy buen sabor de boca de tan genial arranque de festival, dimos una vuelta por el recinto, y tras ver un rato a Fuck Buttons, demasiado machacones para el momento, decidimos que era suficiente por ese día. El peor momento fue a la salida, ya que la pésima organización del festival no supo que hacer tras acabarse los tickets del autobús que llevaban al centro de Barcelona. Tras una hora haciendo cola, y con varios autocares vacíos esperando, la única solución que daban era que cogieramos el autobús nocturno. Por suerte, cambiaron de opinión, y finalmente dejaron que subiéramos, y nos fuimos a dormir.

El viernes comenzó como había acabado el día anterior, haciendo una larga cola. A pesar de que era temprano, prácticamente hubo lleno para que Low rememoraran su "The Great Destroyer" en el Auditorio. Silencio, oscuridad y un público tranquilo al que sólo se escuchaba aplaudir al fin de cada tema,; era el lugar idóneo para asistir al directo de Alan Sparhawk y Mimi, acompañados de nuevo bajista, que repasaron el álbum en cuestión de principio a fin.



A continuación, acudimos al rincón contrario del Forum, a ver a Condo Fucks, nombre bajo el que se esconde Yo la tengo en su faceta de grupo de versiones rockeras de temas de hace décadas. Fue un concierto entretenido, aunque da rabia estar frente a ellos, y que no sea la ocasión para escuchar ninguno de los clásicos de Ira Kaplan & co.



Tras algún concierto olvidable, volvimos al escenario del fondo donde, abarrotado por el colectivo Erasmus, actuaba Panda Bear, grupo en solitario de Noah Lennox, componente de Animal Collective. Apareció sólo en el escenario, ni siquiera le acompañaron las proyecciones que tenía preparadas.



Aunque lo intentamos y tuvimos paciencia, no entendimos su denso directo, así que antes de acabar nos fuimos a coger sitio en el escenario grande para ver a los Pixies. Ya los habíamos visto en un Primavera anterior, y posiblemente fuera un concierto similar, aunque siempre mola escuchar temazos como "Debaser", "Where is my mind", "Velouria", "Here comes your man" o "Monkey Gone to Heaven" de los miembros originales - además podría ser la última vez que veamos en directo a Kim Deal o Fran Black, aunque eso también pensé la otra vez.



El sábado fue un día tranquilo, por la mañana dimos una vuelta por el parque Joan Miró, donde había también conciertos ,y escuchamos a un par de grupos desde una terracita. La pena que no pudiéramos ir el domingo tarde cuando actuaba allí McEnroe, grupo al que tenemos muchas ganas de ver en directo. Ya en el recinto del Forum comenzamos con Van Dyke Parks, colaborador habitual de Brian Wilson, que tocaba en el Auditorio. Tras varias vueltas, y un rato de actuación de Bla, acudimos a ver al grupo revelación del festival para nosotros. The Drums vienen desde Nueva York, pero parecen ingleses, herederos de Ian Curtis, The Smiths o grupos británicos afectados de mediados de los 90. Tienen veintipocos años y en un par de semanas publican su primer disco largo, pero se comen el escenario y ya ocupan portadas de revistas, blogs y páginas de enteradillos. Así que habrá que seguirles la pista.



Para acabar, otro plato fuerte. Cogimos segunda fila para ver como The Charlatans recuperaban su álbum de debut "Some Friendly". Tim Burgess muy animado, había rescatado peinado y estética de principios de los 90, teniendo como momento cumbre su megasingle "The Only One I Know".



Estamos algo viejunos, así que el año que viene esperamos que traigan nombres de peso, que nos motiven a desplazarnos a Barcelona por estas fechas. Si no, esperamos que resuciten el Summercase un día de estos, para tener nuestra ración anual de festival grande.

No hay comentarios: