8/3/10

Francisco Nixon en Ocho y Medio

El pasado sábado fuimos a ver en directo una vez más a Francisco Nixon. O bueno, quizás deberíamos decir mejor a Francisco Nixon & Ricardo Vicente. En algún concierto anterior con banda, Fran se presentaba así: "Hola, somos Francisco Nixon". Sin embargo, en su último EP "Gloria y La belleza sureña" que acaban de publicar se presentan en la portada bajo el nombre de ambos, y es que composiciones y voz se reparten cada vez más cerca de al 50%. Además, ambos conforman el núcleo que se presenta en los conciertos electroacústicos, como era el caso de la actuación en Ocho y Medio.


De hecho, el concierto arrancó con Richi cantando "San Fernando", tema incluído en su nueva grabación. A continuación, le tocó a Fran con sus "Erasmus Borrachas". Y ahí comenzó el karaoke coral que fue subiendo en intensidad, con ellos dos muy compenetrados con el público. Junto con temas del nuevo EP, repasaron temas de sus dos últimos álbumes: "Inditex", "Museo británico" o "Nombres y teléfonos" del Perro es mio, y, entre otras, "Nadia", "Alumno o profesor", "Vagamos por las calles", "Me casaré cuando me enamore" o "Banderas rojas" de Es Perfecta. Además, recuperaron temas costabravenses, como "Natalia Verbeke", "El cumpleaños de Ronaldo", "Adoro a las pijas", "Canción de regalo", "Déjese querer por una loca" (la canción favorita de Fran) o "Amor bajo cero" (la canción del superhéroe contemporáneo que canta Ricardo). Terminaron como de costumbre con "Treinta y tres" con Richi bailando "El robot", yo seré viejo y tú joven... Y como fin de fiesta una versión de "La vida sigue igual" que ya hacían desde tiempos de La Costa Brava .





A la salida se veía a la gente contenta, con la sensación de haber pasado un buen rato escuchando canciones cotidianas y conocidas. La única pega, algún pequeño problema de sonido; y una pena que no vinieran acompañados de bajo y batería en esta ocasión, recordando que hace no mucho vimos en la misma sala a The Wish, con un sonido genial.


También mencionar la labor de telonero que tocó a Espaldamaceta. Nos engañó con un comienzo tranquilo, cantando sus canciones sosegado sentado en una silla, haciendo que la sala guardara silencio. Poco a poco fue ganando confianza, poniéndose de pie y cantando al aire, haciendo entonar los coros a media sala, y bromeando e improvisando con el público. Tomamos nota para próximas visitas ya que nos sorprendio su propuesta.

No hay comentarios: