7/10/08

local qua4tro de Happyland

Nos tocó "madrugar" el jueves para ir a La Boite. Debido a que la sala está pegada al teatro Muñoz Seca, nos obligaron a terminar de probar sonido antes de las 19:30, hora a la que había función ("Bajarse al moro", creo que era). Así que a las 5 ya estábamos montando en el escenario. Eso sí, al terminar la prueba tuvimos tiempo de tomarnos algo tranquilamente antes del concierto, en vez de ir corriendo como siempre suele ocurrir. Compartíamos escenario con Olivia de Happyland, a la que conocimos porque también graba en el estudio de Rosillo. En un primer momento, Olivia nos comentó que intentaría ir con banda, pero finalmente no le fue posible a su batería habitual, así que su formación se quedó en Olivia (guitarra, teclado y voz), Celia (Coros, armónica, melódica) y David Gwynn (guitarra).

Celia y Olivia de Happyland

Fue una noche muy tranquila, le gente fue entrando muy poco a poco. Para que no se nos echara la hora de cierre encima, pasadas las 10 tuvo que empezar el concierto Olivia a pesar de la poca audiencia. Presentó varias canciones del nuevo trabajo que acaba de grabar, fue un concierto muy bonito, aunque a ratos apenas se podía escuchar su voz. Al acabar ella estaba bastante disgustada debido al jaleo que hubo durante su concierto, ¿para cuando los carteles típicos de hospital de "SILENCIO POR FAVOR" en las salas de conciertos? Nada más terminar, cerramos el chiringuito del merchandaisin y nos preparamos para salir mientras sonaba la BSO de "Réquiem por un sueño". En apenas 50 minutos tocamos toda nuestra "Hace media hora", repasamos varios clásicos ("Ensaladilla Rusa","Moliendo café","Solomillo",...) y tocamos tres de las que esperamos aparezcan en nuestra próxima -si es que algún día la hay- grabación: "La verbena de San Isidro", "La soledad de Peggy Whitson" y "Películas". Gracias a Charly el técnico de la sala, fue de los conciertos en los que más contentos estamos con el sonido: estábamos a gusto, nos escuchábamos perfectamente y nos daba la sensación de sonar bien. Si efectivamente fue así, se lo dejamos al público. El momento más especial de la noche fue cuando a mitad de concierto subieron Celia y Olivia al escenario. A pesar de que ellas la habían incluido en su repertorio, tocamos una versión más popera de su "Felices novios" cantada a duo por Olivia y Robo, y con Celia a los coros. Luego nos retiramos un poco del escenario, para que ellas dos solas hicieran una versión acústico-folk con guitarra y melódica de nuestras "Flores de Morrissey" (o de Harrison como dicen algunos). Había varias cámara de video, esperamos poder conseguir parte de las versiones, si eso ya las colgaremos en yutub. Como solemos hacer últimamente, terminamos el concierto con "Estuve enamorado" de Raphael, y corriendo a recoger porque desalojaban la sala, aparte de que algunos tenían que trabajar al día siguiente.

La soledad del astronauta Gonso Whitson

En resumen, una noche agradable a pesar del poco público, ahora a pensar en la próxima (Clamores, 1 de Noviembre), a ver si organizamos algún concierto más con Olivia, y a buscar a Paul.


luces de neon en La Boite

1 comentario:

Alberto M dijo...

Qué curiodo. Sus clásicos son el menú que comí el pasado viernes.

Abrazos.
A.